HUELLAS ECOLÓGICAS:
 
 


Para cada ítem de consumo, un análisis detallado incluye todos los recursos englobados que van a la producción, uso y disposición de ese ítem. La “energía incorporada” y los recursos se refieren en tal contexto a las cantidades totales de energía y al material que son usados durante el ciclo de vida de un determinado ítem de consumo para su elaboración, traslado y disposición. En el caso de la Huella Ecológica de la Vivienda aplicada a comunidades de pequeña y mediana escala socioeconómica, se trata de establecer tipologías básicas de combinaciones de materiales constructivos, para posteriormente determinar las cantidades de los materiales principales involucrados en su construcción y las magnitudes de energía necesarias para fabricar dichos materiales. La emisión de CO2 como consecuencia del uso energético para la producción de los materiales se calcula mediante procedimientos que consideran, dependiendo del tipo de material constructivo, energía eléctrica o energía térmica o bien la afectación directa a las cantidades de combustibles fósiles (gasoil, fueloil y gas natural) intervinientes en la generación de las energías indicadas. La Huella Ecológica de la Vivienda se expresa en hectáreas dentro de las categorías bioproductivas "Bosque" y “Energía”.

 

Seguinos en Facebook